Dato necesario
Noticias

Noticias

"Donaciones de sangre" Carlos Marcos Orejudo Blog "Discapacidad

19
JUN
2020

¡Buenas de nuevo!

Escribo esta entrada porque creo que es algo sobre el que reflexionar.

Reflexionar de ese algo que deseaba hacer y decidir adecuadamente que no por salud.

Os preguntaréis qué es aquello que me hizo cambiar de opinión.

Me refiero a ser donante de sangre.

Hacía ya tiempo que deseaba realizarlo para contribuir a la sociedad, creando un banco de sangre un poquito más grande para ayudar a curar y cuidar a más personas.

Así pues, pedí cita para realizar la donación. Una vez allí, con las debidas precauciones a causa del Covid-19, se rellenó los documentos requeridos para tal fin.

Una vez hecho esto, se entregaron a la médico encargada de hacer las preguntas pertinentes antes de la extracción.

Durante la entrevista, la médico descubrió que yo padecía Síndrome de Usher, es decir, Retinosis Pigmentaria e Hipoacusia.

Se quedó pensando detenidamente y me explicó de forma muy sencilla y clara que me aconsejaba que no debería donar. Pero que si yo deseaba hacerlo, tenía que asumir los riesgos que eso podría implicar.

Me explicó de forma sencilla que en la sangre, una de los elementos más importantes es el oxigeno que lo transporta a todas las partes del cuerpo. Por lo tanto, ¿qué podría ocurrir? Si hay un déficit de oxigeno importante, podría perjudicar a algún órgano (en mi caso la vista).

Me avisó que a lo mejor en la primera extracción no pasaría nada. En la segunda quizás tampoco, pero que en la tercera podría provocar un empeoramiento. O incluso en la primera…

Así pues, para ella era igualmente importante la salud del paciente como la del donante. Dejó claro que se puede encontrar la sangre requerida a través del banco para el paciente, pero también era igualmente importante preservar la salud del posible donante.

Después de su explicación, obviamente decidí no hacerlo para evitar ese posible empeoramiento y cuidar de mi salud que, por suerte, aún la tengo bien.

Espero que esto sirva para crear conciencia de que no todos podemos ser donantes aunque quisiéramos. Es verdad que no consideré que el hecho de que al extraer 450mml de sangre, pudiera ser la cantidad suficiente como para que el cuerpo notase esa carencia y provocar una posible complicación.

Si bastante cuesta tener el Síndrome de Usher y, ahora que lo tengo adecuadamente estable, desde luego ya no la voy a dejar que ocurra.

¡¡¡Un abrazo para todas y todos!!!

Carlos Marcos Orejudo

Subir arriba
Normas y condiciones del servicio - Agregar a favoritos - Avisar de un error - E-Mail: asociacion.retina.salamanca@gmail.com -

2024© VirtualSoft Taller Informático & Asociación Retina Salamanca